La parroquia San Francisco de Asís de Oliva ha puesto en marcha una iniciativa muy particular con el objetivo de ayudar a los padres con niños pequeños. El templo ha abierto un servicio de guardería durante la misa de las 12 horas de los domingos, para iniciar en el Evangelio a los niños con edades comprendidas entre 1 y 4 años mientras sus padres acuden a misa.