La auditoría ha vuelto a enfrentar a ejecutivo local y oposición de Xeraco. Los resultados de este documento económico sobre los últimos dos años de la legislatura anterior, que encargó el Partido Popular cuando entró en en el gobierno, ya han salido a la luz. Los socialistas, liderados por Ferran Bofí, aseguraron que no hay ninguna ilegalidad, por lo que insistieron en que este informe económico, que costó 11.680 euros, ha sido «innecesario».